lunes, 25 de febrero de 2019

EL MAGISTERIO DE PONCE Y LA ILUSIÓN DE RAMSÉS



ALBERTO LOPERA

Magnífica entrada, casi lleno en la Santamaría para presenciar la última corrida de la temporada colombiana 2018 – 2019 corrida goyesca con un cartel de primerísima categoría: Enrique Ponce, Sebastián Castella, y el colombiano Ramses, con toros de Ernesto Gutiérrez, la ganadería gloriosa de Manizales. La plaza lució taurografias de Loren en las tablas de las barreras y el tenor colombiano Valeriano Lanchas interpretó Granada al inicio de la corrida. Gran ovación para todos en el ruedo antes de salir el primer toro.

Toro de gran nobleza y calidad que permitió a Ponce mostrar toda la grandeza de su arte, se fundió en éxtasis sintiendo y soñando el toreo bueno. Se le pidió el indulto, que no concede el Presidente. Faenón de historia premiada con las dos orejas y vuelta al toro de nombre «Fosforero».

Falto de raza el segundo toro de Enrique Ponce, llegó a la muleta con las fuerzas justas. Brindó a su apoderado Juan Ruiz, Jr. La faena al principio escasa de emoción ante la poca colaboración de su oponente. La maestría de Ponce hizo el milagro de sacar agua del pozo seco. Los pases de uno en uno fueron valorados por la afición con fuertes palmas, especialmente al rematar con las «poncinas». Un pinchazo y una entera fueron suficientes para pasear de nuevo otra oreja por el redondel de la Santamaría.

Un apretado quite por chicuelinas de Castella en su primero fue coreado con los óles, ante un toro que se atornilla con frecuencia. Faena muy entregada haciéndolo todo el torero hasta escuchar el pasodoble «Suspiros de España». Con la espada lamentablemente un tanto desprendida pero de rápido efecto premiada con la oreja.

Lástima el comportamiento del quinto toro, sin raza, sin fuerza y sin bravura. El lunar negro del encierro. Con tan pobre material poco pudo hacer el torero francés a quien le silenciaron su labor.
Faena sensacional de Ramsés al tercero de la corrida, premiada con una oreja y con fuerte petición de la segunda. Faena muy seria a base de pases en redondo con temple y verdad. Una estocada en lo alto lo hizo rodar sin puntilla.

El colombiano Ramsés cada vez se ve mas cuajado y es ahora mismo un torero con madurez. Así lo demostró en el sexto con una faena importante y de gran verdad rematada se sensacional espadazo, siendo muy ovacionado al final. Petición fuerte con los pañuelos y la oreja a sus manos le valieron para acompañar a Ponce en la salida a hombros.

Hierro de Ernesto Gutiérrez - Colombia
Plaza de toros ‘Santamaría’ de Bogotá (Colombia). Tercera corrida de la temporada. Casi lleno. Toros de Ernesto Gutiérrez, el primero, de nombre  «Fosforero», premiado con la vuelta al ruedo.
logo-mundotoro-fichas-crónicas
Enrique Ponce, dos orejas y oreja
Sebastián Castella, oreja y silencio
Ramsés, oreja con petición de la segunda y oreja


No hay comentarios:

Publicar un comentario