manolo

manolo

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Ronald López corta una oreja y bravos novillos de Campolargo.

Entretenido festival de aficionados prácticos en Mérida

Por: Víctor Ramírez “Vitico”


La temporada taurina en la Monumental “Román Eduardo Sandia” de Mérida cerró oficialmente el martes 20 de diciembre con un entretenido festival en el que aficionados prácticos lidiaron bravos y encastados novillos de Juan Campolargo. Participaron en la lidia aventajados alumnos de la escuela taurina Humberto Álvarez, todos bajo la excelente dirección del maestro Ramón Álvarez “El Porteño”.

Giovanny Rivas abrió la tarde ante un noble ejemplar al que lanceó correctamente para torearle con gusto en varios muletazos con la mano derecha. No se acopló igual por el pitón izquierdo, pero su mucha voluntad y deseos de agradar le hicieron ganarse las palmas de los asistentes, tras fallar con el acero.

Jhony Gil “El Trinidad” es un destacado banderillero que hoy se dio el gusto de empuñar muleta y espada. Con dos temerarios faroles de rodillas encendió la tarde, lanceando fogoso a la verónica y banderilleando con voluntad, destacando en el tercer par. Con la muleta, el merideño se mostró valiente, decidido y entregado, sin acoplarse del todo ante un bravo y encastado novillo, el más serio del festejo. Eso sí, con la espada fue un cañón, para tirar sin puntilla al astado y escuchar palmas.

Ronald López ha estado francamente bien con el bravo y encastado tercero. Buenos lances a la verónica de López que cuajó una buena faena, con momentos de estupendo toreo como varias series de naturales, largos, templados y limpios, rematados en una tanda con una escultural trincherilla y en otra con un pase de pecho soberbio. Cedió turno, como hicieron todos los actuantes al alumno de la escuela taurina local Víctor González, que toreó de forma estupenda, mostrando grandes avances. Ronald López cerró labor con una estocada casi entera al encuentro para pasear una merecida oreja.


Cerró el festival el joven Cristian Rondón “El Rondeño” que estuvo voluntarioso con el cuarto, novillo encastado que puso en evidencia el aun poco oficio del novel, que no volvió la cara y estuvo animoso, acoplándose por momentos. Palmas.


Destacó en grandes pares de banderillas y en excelente colocación en la plaza el joven banderillero merideño Ramón Contreras, futura figura en entre los toreros de plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario