manolo

manolo

viernes, 29 de enero de 2016

Rafael Orellana triunfa en tarde de desconcierto

Foto: J Cepeda
 
Por: Víctor Ramírez “Vitico”

La segunda corrida de la feria internacional de San Sebastián, contó con muchas dificultades al rechazarse la anunciada corrida de Santa Fe, siendo sustituida a última hora por toros de las ganaderías de Rancho Grande y La Consolación. El matador de toros Rafael Orellana paseó la única oreja de la tarde.
Se presentó con nula suerte Diego Urdiales, que pechó con un primer toro de Santa Fe, manso y deslucido. Se mostró enterado y en lidiador, pero muy poco pudo hacer. Con el cuarto se limitó a ponerse delante de un astado manso, bronco y deslucido, Una pena que pasara de puntillas el buen torero español, que escuchó los tres avisos, por los desaciertos del puntillero.

Rafael Orellana se llevó sin duda el mejor lote de la corrida, y cortó la única oreja del festejo a su primero, al que lanceó bien por delantales. Le cuajó tres buenas series con la mano derecha, de mano baja, templadas y rematando los muletazos con gallardos pases de pecho, echándose todo el toro por delante. Encastado e interesante “Sacristán”, que no era fácil, como todos los animales bravos. Orellana tras no acoplarse por el izquierdo, se embarulló en unos molinetes de rodillas y adornos. Pero una estocada extraordinaria de ejecución y efectos fulminantes, le llevó al triunfo. Brindó este toro al beisbolista Johan Santana, que fue largamente ovacionado. Con el quinto, Orellana volvió a manejar con gusto el capote. Tras brindar al empresario Lorenzo Mendoza, el torero tovareño logró estupendos pases con la mano derecha, hondos y de mano baja, con un toro terciadito que se movió con ganas. Pero la faena tras esos altos vuelos, se fue algo abajo, por embarullarse el diestro. Falló a espadas y perdiendo la puerta grande.

Daniel Luque no estuvo a gusto y se le notó. Con el tercero, cumplió, sin grandes cotas artísticas. Algún muletazo largo se perdió en un trasteo insulso. Con el sexto, más enfibrado, se mostró animoso, pero no se acopló. El toro tuvo gas y brío. Luque, le plantó cara, pero le dio muletazos rápidos, sobre todo con la izquierda, más que todo aprovechando el viaje, más no enganchando las embestidas. El toro sin duda le puso las cosas duras al español, que no mostró sus evidentes cualidades. Además, falló a espadas. Otro día será.


FICHA DE LA CORRIDA

Plaza de toros de San Cristóbal

Jueves 28 de enero.

Segunda corrida de feria. Poco más de un tercio de entrada en tarde fresca.

Un toro de Santa Fe, primero, manso y descastado. Cuatro toros de Rancho Grande, (segundo, tercero, quinto y sexto), encastado y con clase el segundo, complicado el tercero, encastados quinto y sexto. Uno de La Consolación (cuarto), manso y bronco.

Pesos: 435, 455, 465, 455, 455 y 455 kilos.

Diego Urdiales, de verde botella y oro: Silencio y silencio tras tres avisos.

Rafael Orellana, de turquesa y plata: Oreja y vuelta.

Daniel Luque, de rosa y oro: Silencio y silencio.

Observaciones: La corrida comenzó con una hora de retraso por el tema del cambio de la ganadería. Buena brega de Fabián Ramirez, destacaron en banderillas José Antequera, Carlos Pizuto y Eduardo Graterol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario