manolo

manolo

martes, 4 de agosto de 2015

Javier Silva y “Tarapío” regresaron triunfalmente a la Maestranza



Fotos: Gladys Castillo
por: Jesús Ramírez “El Tato”


Tarde de emoción y triunfo marcaron los toros de “Tarapío” en su regreso a la maestranza “César Girón. Toros dignamente presentados, con peso, musculados, bien hechos, que además tuvieron la virtud de la prontitud con clase, con fondo de casta que llevaron a los tendidos esa emoción que hace falta y que provoca el run run de admiración por lo que hacen los toreros en la arena. 

BRILLO “TARAPIO”

Fue muy bueno el que abrió plaza que aguantó en los caballos y embistió con nobleza. El segundo también fue noble pero se paró muy pronto, el tercero recibió buena ración de vara y exigió en la muleta, el cuarto plantó cara, fue exigente y lució banderillas negras que no fueron ordenadas por la comisión taurina sino por quien entrega los garapullos a los subalternos, el quinto le duró menos que un suspiro a Juan José Girón que llevaba ya la espada en la muleta y el sexto fue un gran toro, con recorrido y fijeza que volcó la plaza en emoción. “Doble feo” herrado con el número 25 y con 485 kilos atendía con diligencia a los toques suaves de Javier Silva y no se cansó de embestir, hasta que la petición general de los tendidos motivó la orden de indulto desde el palco de usía. 

EL RETORNO DE JUAN JOSE GIRON



Media de lujo de Juan José Girón al primero de la tarde. Foto: Gladys Castillo


Ataviado de azul celeste y azabache, el hijo de Rafael Girón regresó al coso maestrante y ha podido encabezar los titulares de la crónica si la espada hubiese surtido pronto efecto en el primero, al que toreó a gusto a la verónica que remató de media de gran gusto artístico. La labor muleteril tuvo ribetes de altura cuando instrumentó buena tanda con la derecha rematados con el de pecho. La música le acompañó cuando corrió la mano con donosura por la izquierda, con temple y buen gusto. Un pinchazo previo a la estocada le privó de apéndice siendo aplaudido. Al tercero le endilgó otras buenas verónicas y tras buen puyazo de “Maraco”, muletazos por bajo y remedo de derechazos metió el certero espadazo que le hizo falta en el primero. El quinto desconcertó desde la salida al espigado diestro que en un parpadear le atizó los espadazos que dieron entrada al puntillero con algunos pitos.

VALOR Y CAPACIDAD DE JAVIER SILVA



Buen momento con la muleta del triunfador Javier Silva. Foto: Gladys Castillo



El moreno diestro demostró que puede ser y está preparado para ser un torero de ferias, de seguir la línea que demostró este domingo con una auténtica corrida de toros de las que desechan las figuras. Se mostró como un torero de corazón y valor que sabe y puede resolver. Con su primer oponente al que instrumentó dos buenas verónicas y que banderilleó con desigualdad, le aguantó en los medios hasta sacar derechazos a un toro que se paró irremediablemente, luego trio de naturales y hasta ahí despachando de efectivo espadazo. Con su segundo que fue complicado, Silva estuvo valeroso, decidido arrancando muletazos de gran mérito por su quietud y decisión hasta hacer sonar la música. Las orejas se fueron por errático acero oyendo par de recados.

Pero lo grande vino en el sexto. Un toro de 487 kilos de nombre “Doble feo” que tuvo alegre salida y que aguantó buena ración de vara de Luís Guimerá. El moreno diestro pronto descubrió las bondades del toro que supo consentir en los muletazos iniciales hasta lograr varias tandas con la diestra rematadas con el de pecho. El noble astado seguía acudiendo con fijeza al paño rojo y Silva recreándose en toreo de buena interpretación entre la aclamación general. La petición de indulto tomó los tendidos mientras Javier Silva continúa toreando, hasta que el palco de usía exhibió el pañuelo ordenando el regreso del toro a los corrales por la vía del merecido indulto.
Dos orejas fueron a las manos del triunfador torero que dio la vuelta al ruedo acompañado de las felices ganaderas Maribel y María Luísa Branger junto a los mayorales. A hombros salía de la plaza el torero dejando atrás un gran triunfo en campanada de alerta por su valía y exigiendo un trato y consideración más acorde por parte de las empresas.



TIPS DE LA CORRIDA

****Variados rumores a la hora del sorteo que se postergó hasta las dos de la tarde y que finalmente produjo la noticia de la caída del cartel del espada “Leonardo de Maracay”, quien al parecer se enfrentaría a un toro de Juan Campolargo que finalmente no entró en el sorteo sino como sobrero, por lo que la corrida quedó en un mano a mano con la actuación como sobresaliente del valenciano Rafael Martínez.

**** Las cuadrillas siguen causando los más diversos comentarios. Destacaron en varas “Maraco”, Luís Guimerá y “Gregorio Prieto “Goyito” y en banderillas solo Luís Camacho que casi banderillea toda la corrida. Se la jugó tras aparatosa voltereta y se vio obligado a saludar ovación en el quinto. Bien el puntillero Jesús Hernández. Lo demás un desastre para reflexionar.

**** Al tercero de la tarde le colocaron banderillas negras no ordenadas por la comisión taurina. Al parecer fue una equivocación del responsable de entregar los garapullos y el banderillero de turno. Oficialmente, no hubo el castigo de los palos viudos.
*** Javier Silva brindó su primer oponente a su hijo Wiler Alexander que recibió el titulo de bachiller el pasado viernes y el del indulto le lanzó la montera al popular “Cachi” Salazar presente en barrera.

****Mas de un tercio de aforo cubrió el coso maestrante en este festejo organizado por Miguel López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario