manolo

manolo

martes, 5 de agosto de 2014

Leonardo Benítez y “El Zapata” a hombros en Santa Ana Chiautempan



Por: Gabriela Torres Landa

Gran tarde de toros en Santa Ana Chiautempan, Tlaxcala, en donde el diestro Uriel Moreno El Zapata indultó al toro "Jorongito" de la ganadería de Piedras Negras propiedad de Marco Antonio González.

La Plaza de Toros La Mexicana registró tres cuartos de entreda. Se lidiaron seis astados de Piedras Negras bien presentados y bravos, destacó el corrido en sexto lugar que fue indultado.

Leonardo Benítez: Ovación y dos orejas.

Jerónimo: Palmas tras aviso y vuelta.

Uriel Moreno "El Zapata": Ovación e indulto.



Detalles:

Se cambió el orden de los espadas con la autorización del juez y los alternantes por lo que Jerónimo lidió el primero y tercero ya que toreaba también en Huamantla.




Uriel Moreno El Zapata 
Gran faena de El Zapata al sexto de la tarde de nombre "Jorongito" que fue indultado por el juez. Faena completa de principio a fin cubriendo el segundo tercio con tres extraordinarios pares de banderillas. Ya con la muleta se recreó toreando por ambos lados ante un toro bravo, fijo con clase y recorrido. El Zapata toreó por nota y finalizó con 4 dosantinas para que el público pidiera con fuerza el indulto.

Recibió orejas y rabo simbólicos y dio la vuelta al ruedo acompañado del ganadero.

En su primero se enfrentó a un toro bravo que tumbó al picador pero que no permitió del todo el lucimiento pues se quedaba cortó. Estocada contraria y descabello para salir al tercio.



Leonardo Benítez 
Leonardo pudo demostrar que sigue pasando por un gran momento al aprovechar al buen toro de Piedras Negras, faena estructurada de buen gusto cubriendo el segundo tercio y matando con una gran estocada para cortar dos orejas.

Ante su primero realizó una faena de poder y entrega ante un burel que le pidió credenciales pero resolvió con mucho oficio, lamentablemente falló con la espada.



Jerónimo 
Jerónimo en su primero estuvo voluntarioso ante un toro de hermosa estampa pero al final del muletazo pegaba un derrote lo que provocaba que no lucieran las tandas, tardó en matar para recibir palmas.

Su segundo le permitió correr la mano con elegancia y profundidad muy a su estilo. Estocada después de pinchar para dar la vuelta al ruedo y recibir el cariño del público.



Al final del festejo El Zapata, Leonardo Benítez salieron en hombros junto con el ganadero Marco Antonio y el empresario Antonio Moreno mientras que el público salia toreando de la plaza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario