manolo

manolo

lunes, 7 de octubre de 2013

Leonardo Benítez completa los 42 kilómetros en el Maratón de Querétaro


El pasado domingo 06 de Octubre el Matador de toros Leonardo Benitez, realizó su debut en la tercera edición del exigente Maratón de 42 Km que celebró el INDEREQ (Instituto del deporte y la recreación del estado de Querétaro) en la ciudad de Querétaro.

Con un tiempo de 05:12 horas logró arribar a la meta el espada Caraqueño, quien se ha estado preparando en el último cuatrimestre en la Unidad Parque Querétaro 2000, bajo las instrucciones del Coach de atletismo Edgar Leonardo.

Nos relata Benitez como fue la experiencia que vivió:

Fíjate, no se hizo un tiempo de maratonista profesional ni mucho menos el de un atleta de alto rendimiento, pero me encuentro muy feliz por haber logrado cruzar la meta, fueron 42 Km que se dicen muy fácil, pero que en realidad son muy complicados de lograr.

En algún momento pensé en no participar en la carrera, ya que había hecho un alto de un mes en mis entrenamientos, para poder cumplir con compromisos de índole administrativo en Venezuela y España, y eso de alguna manera te afecta el rendimiento.



Comencé a entrenar hace un tiempo en Querétaro 2000, bajo la mirada de un coach de nombre Edgar que me ha enseñado mucho sobre como adquirir mejores condiciones físicas; actualmente asisto de lunes a viernes a estos entrenamientos y llevo al pie de la letra todas las instrucciones que me da el Coach; luego en las tardes me dedico al toreo de salón de manera de estar preparado para cualquier compromiso que se me presente.

En cuanto a la carrera te puedo expresar que fue una experiencia única y hermosa, el correr con atletas de alto rendimiento, el ver personas mayores, minusválidos y gente llorando por no haber podido completar el maratón, me llevó a tener muchos sentimientos  encontrados, sobre todo cuando vi completar los 10 km a una persona que le faltaba su pierna izquierda y corrió con una muleta a cuesta……eso te deja una gran enseñanza de vida.

Debo confesar que tuve dos momentos difíciles en la carrera, el primero fue en el Km 26, donde ya acusaba el cansancio y fue en ese momento que vi a mis hijos y esposa aupándome, dándome la fuerza necesaria para poder continuar; luego en el Km 37 me sentí muy agotado, y me dije: Joder Leonardo vamos a sacar la raza que solo quedan cinco kilómetros.

Al estar a solo 500 metros de la meta unos paisanos que no conocía me empezaron a ovacionar diciendo “Viva Venezuela” (estaba corriendo con la gorra tricolor), y eso para mí fue algo muy especial, primero por el gran logro de completar el exigente maratón y segundo porque me sentí embajador de mi siempre querida Venezuela.


Le doy gracias a Jesucristo por haberme guiado y darme una nueva lección de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario