manolo

manolo

miércoles, 16 de octubre de 2013

ERICK CORTÉS, EN EL CORAZÓN DEL DESIERTO POTOSINO, CON GARFIAS EN DE SANTIAGO

ERICK ANTE SIGLOS DE HISTORIA DEL TORO BRAVO

EL VITO

En medio del desierto potosino, cerca de Villa de Arriaga,  aún con huellas en sus trochas de los grandes movimientos de los ejércitos de la Revolución Mexicana, cubiertos ayer por sangre e ilusiones de reivindicaciones marchitas con las sombras de los nopales, ahí está Santiago.

En el casco de la hacienda de Santiago, la gran casona de la ganadería de José Antonio Garfias de los Santos y que lidia con el nombre de De Santiago, fundado en 1805, nos reunimos con Pepe Garfias, su esposa Isabel y sus hijos Pepe y  Santiago quienes reciben con afecto y generosidad al matador de toros venezolano Erick Cortéz, en lo que marca el inicio de su estada profesional en tierras mexicanas.

Pepe Garfias, Erick Cortéz y Miguel Espinosa "Armillita"

Llega para acompañar al torero venezolano en  el tentadero de las vaquillas el matador de toros Fernando Labastida, sobrino de aquel gran amigo, hoy ausente, el ganadero Pablo Labastida del encaste de Santo Domingo que lidiaba con hierro del Espíritu Santo.

Fue motivo la tienta para que el maestro Miguel Espinosa "Armillita Chico" y el ganadero Borrego compartieran el palco con don  José Garfias Meads. 

El gran Miguel, como con la sencillez del cariño y admiración popular el pueblo taurino de México distingue a este Armillita, es hoy día ganadero y responsable del recuerdo de la dinastía más importante del toreo en México, dinastía fundada por su abuelo, engrandecida por su padre Fermín Espinosa Saucedo, honrada por él y sus hermanos Manolo y Fermín y que hoy se prolonga en la espada de su sobrino Fermín. Con todos estos personajes del mundo taurino mexicano compartió Erick Cortéz, en su etapa de preparación para su gran compromiso del 17 de noviembre próximo en la Corrida de la Prensa en Valencia, cuando con Enrique Ponce y Daniel Luque reaparezca en el coso monumental tras 16 años de ausencia. Lo hará ante reses de Hugo Domingo Molina.


Mientras llega ese anhelado momento, en la casa que fundara don Teodomiro GArfias en 1898, De Santiago, Erick realiza faenas de tienta campera en el hermoso tentadero de pareces de piedra y tierra bermeja, encajada como una joya en las siete mil hedctáreas de extensión de la tierra yerma potosina que por cada 12 hectáreas apenas satisface las necesidades de una res.

De pastos naturales, como la navajilla, tunas y nopales, son los potreros que desde 1949 se convirtieron con las vacas de Santo Domingo, en tierras de Garfias. Nombre noble y de triunfo en la historia importante de la ganadería brava universal, y que tiene profundas raíces en Venezuela.

Santo Domingo, primero, luegoTorrecilla en 1954 y en el 59 San Mateo.


LOS GARFIAS, GANADEROS SEÑORES: PEPE, ISABEL, JOSÉ ANTONIO Y SANTIAGO...¡GRACIAS!


Hoy en el 2013, con todos los tropiezos de una difícil época, es el el nombre de Garfias emblema de la ganadería mexicana y excelencia del toro bravo universal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario