manolo

manolo

sábado, 21 de julio de 2012

Inquisición Episcopal contra la Fiesta Brava pretenden imponer en Maracaibo, Estado Zulia





 Mons. Ubaldo Santana en contra de las corridas de toros en Maracaibo, Edo. Zulia

Giovanni Cegarra. Definitivamente en la ciudad de Maracaibo, capital del Estado Zulia, zona noreste venezolana, pretenden implantar una verdadera Inquisición Episcopal contra la Fiesta Brava, por parte nada más y nada menos que del pastor de la iglesia católica, Mons. Ubaldo Santana, Arzobispo de dicha ciudad, quien secundado por los adversarios del toro se ha empeñado en que no se dé la corrida de toros el domingo 18 de noviembre, día consagrado a Nuestra Señora Virgen de Chiquinquirá "La Chinita" en el marco de su ya tradicional Feria Patronal.

A lo largo de los años se viene celebrando sin contratiempo alguno en la Feria de "La Chinita" en su día consagrado, el tradicional juego de beisbol profesional, la corrida de toros, la procesión de la virgen, para que ahora, sin son ni ton, el Prelado de la Iglesia Católica, pretenda en una verdadera Inquisición Episcopal contra la Fiesta Brava, atentar con ella, contra las tradiciones, costumbres de un pueblo como lo es el zuliano, olvidándose de su real apostolado

He recibido la mañana de este viernes 20 infinidad de llamadas e e-mail de aficionados taurinos del Estado Zulia, preocupados por el fuerte rumor que consideran casi un hecho, que el "Día de La Chinita" no habrá corrida de toros, que la Feria tendrá apenas dos corridas de toros, todo para complacer a los adversarios de nuestra Fiesta Brava apoyados ilógicamente por el "humilde pastor católico" Mons. Ubaldo Santana, quien prácticamente quiere imponer la otrora Inquisición Episcopal, la que en Venezuela fue impuesta por el año 1184  en época del Papa Lucio II a través de la que se eliminaba hasta con la muerte, sin juicio justo, cualquier adversario de la fé cristiana a quienes calificaban de herejes.

Cierto o no el rumor pero "cuando el río suena piedras trae" lo de la Inquisición Episcopal contra la Fiesta Brava en Maracaibo, Estado Zulia, que viene cocinándose desde hace dos años, la Venezuela Taurina entera debe reaccionar con fuerza, unión, gallardía contra nuestros adversarios y hacerle ver al Prelado de la Iglesia Católica del Zulia que "lo que es del cura va para la iglesia" que en su condición de pastor debe saber respetar las costumbres y tradiciones de un pueblo, no puede hacerse eco, de la discordia que pudiera tener un grupillo de personas en contra de una pasión y afición que en nada perjudica la moral y buenas costumbres de un pueblo y mucho menos su iglesia católica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario